Investigaciones científicas sobre la iontoforesis Hidrex contra la hiperhidrosis

Descripción de las investigaciones científicas acerca del tratamiento iontoforético Hidrex contra la hiperhidrosis

La ionto­fore­sis con agua cor­ri­ente (LWI) es un méto­do de tratamien­to cien­tí­fi­ca­mente recono­ci­do des­de hace muchos años para el tratamien­to de la hiper­hidro­sis que, en el 98 % de los casos, con­duce a una sequedad cutánea nor­mal. Aunque todavía no se com­prende ple­na­mente cuál es el mecan­is­mo de acción exac­to. Se pre­sume que la ionto­fore­sis con agua cor­ri­ente altera el acoplamien­to estí­mu­lo-secre­ción de las glán­du­las sudorí­paras. Esto provo­ca una alteración reversible de la fun­ción postsináp­ti­ca, cuya con­se­cuen­cia es una secre­ción mucho menor o inclu­so inex­is­tente de sudor de las glán­du­las sudorí­paras (véase Rein­auer et al., 1992).

HIDREX GmbH desar­rol­ló el primer dis­pos­i­ti­vo de ionto­fore­sis para el tratamien­to de la hiper­hidro­sis en 1983 en colab­o­ración con la Uni­ver­si­dad de Wup­per­tal y los hos­pi­tales der­ma­tológi­cos más impor­tantes de Ale­ma­nia.

A con­tin­uación nos gus­taría pre­sen­tar­le los resul­ta­dos obtenidos en las inves­ti­ga­ciones acer­ca de la efi­ca­cia del LWI. Las inves­ti­ga­ciones se lle­varon a cabo con dis­pos­i­tivos de tratamien­to de HIDREX GmbH, con los que fue posi­ble demostrar clara­mente el efec­to pos­i­ti­vo del tratamien­to LWI HIDREX.