Iontoforesis: contraindicaciones, efectos secundarios e indicaciones de seguridad

Contraindicaciones

El tratamien­to de ionto­fore­sis no debe ser apli­ca­do bajo ningu­na cir­cun­stan­cia sin la autor­ización expre­sa del médi­co y sin la asis­ten­cia y super­visión de este:

  • en pacientes con mar­ca­pa­sos;
  • en pacientes con un car­diover­sor-des­fib­ri­la­do implan­ta­do;
  • durante el embara­zo;
  • en pacientes con pesar­ios intrauteri­nos que con­tienen met­ales (espi­rales);
  • en pacientes con implantes metáli­cos en el área en el que se apli­ca el flu­jo de cor­ri­ente;
  • en pacientes con grandes lesiones o defec­tos cutá­neos, que no puedan cubrirse con vaseli­na;
  • en pacientes con una sen­si­bil­i­dad muy lim­i­ta­da en el área del flu­jo de cor­ri­ente (por ejem­p­lo, polineu­ropatía);
  • en pacientes con heri­das de may­or tamaño, infec­ciones locales agu­das, erup­ciones cutáneas, hin­c­ha­zones o infla­ma­ciones locales;
  • con apli­cación direc­ta de la cor­ri­ente eléc­tri­ca sobre el tórax, el cere­bro o el nódu­lo sinusal;
  • en pacientes con prob­le­mas cardía­cos o epilep­sia diag­nos­ti­ca­dos o que se sospecha que exis­ten.

Efectos secundarios

Los sigu­ientes efec­tos secun­dar­ios o reac­ciones adver­sas pueden ocur­rir por un cor­to tiem­po después de la sesión de tratamien­to en las áreas de piel tratadas:

  • dis­es­te­sia leve (trastorno de la sen­si­bil­i­dad), como hormigueo o ardor;
  • irrita­ciones de la piel de cor­ta duración (enro­jec­imien­to) después del tratamien­to;
  • eritema (enro­jec­imien­to de la piel, vesícu­las de cor­ta duración o ampol­las);
  • que­maduras leves por con­tac­to direc­to y pro­lon­ga­do con el elec­tro­do.

Advertencia

  • El dis­pos­i­ti­vo de tratamien­to debe uti­lizarse exclu­si­va­mente con la fuente de ali­mentación HIDREX espe­cial­mente dis­eña­da para este dis­pos­i­ti­vo médi­co (pla­ca de car­ac­terís­ti­cas HIDREX con el número de dis­pos­i­ti­vo cor­re­spon­di­ente a la unidad de con­trol).
  • Los elec­tro­dos de tratamien­to deben cubrirse siem­pre con las toal­las sum­in­istradas, de lo con­trario pueden pro­ducirse que­maduras. ¡Evite el con­tac­to direc­to con el met­al!
  • No se deben uti­lizar dos dis­pos­i­tivos simultánea­mente en el mis­mo paciente.
  • Antes del tratamien­to es nece­sario quitarse todas las joyas metáli­cas (anil­los, etc.,) que puedan entrar en el baño de agua durante el tratamien­to, de lo con­trario pueden pro­ducirse que­maduras leves (mar­cas de cor­ri­ente) debido a la con­cen­tración de la cor­ri­ente en estos pun­tos.

Indicaciones de seguridad importantes

  • Coloque el dis­pos­i­ti­vo de tratamien­to sobre una super­fi­cie firme y plana.
  • Asegúrese de que el dis­pos­i­ti­vo de tratamien­to esté a tem­per­atu­ra ambi­ente cuan­do lo encien­da.
  • Aunque es seguro reti­rar las manos o los pies del agua de tratamien­to en cualquier momen­to, antes debe bajar la dosis a cero. En casos muy raros, pueden pro­ducirse descar­gas eléc­tri­c­as desagrad­ables1.
  • El dis­pos­i­ti­vo no debe uti­lizarse cer­ca de dis­pos­i­tivos de tratamien­to de onda cor­ta o de microon­das. La dis­tan­cia mín­i­ma debe ser de 2 met­ros.
  • Asegúrese de que la fuente de ali­mentación tiene la ten­sión nece­saria de 110–230 V~ a 50–60 Hz cuan­do se conecte a la red eléc­tri­ca.
  • Desconecte la fuente de ali­mentación de la toma de cor­ri­ente en caso de que se avecine una tor­men­ta eléc­tri­ca o si el dis­pos­i­ti­vo de tratamien­to no va a uti­lizarse durante un perío­do de tiem­po pro­lon­ga­do.
  • Este dis­pos­i­ti­vo de tratamien­to sola­mente debe uti­lizarse en espa­cios cer­ra­dos. No lo expon­ga a la llu­via ni a la humedad exce­si­va.
  • Antes de limpiar el dis­pos­i­ti­vo de tratamien­to, desconecte todos los conec­tores y apague el dis­pos­i­ti­vo. Limpie el dis­pos­i­ti­vo de tratamien­to con un paño suave, húme­do y con una solu­ción de deter­gente suave.
  • No util­ice petróleo, diluyentes, alco­hol, quitac­eras u otros dis­ol­ventes.
  • No doble los cables en exce­so y no los expon­ga al calor o a pro­duc­tos quími­cos. Si un cable está daña­do, extrái­ga­lo del dis­pos­i­ti­vo y deje que Hidrex GmbH lo com­pruebe.
  • No abra el dis­pos­i­ti­vo. Este dis­pos­i­ti­vo de tratamien­to no tiene ele­men­tos de man­do en su inte­ri­or. Los tra­ba­jos de man­ten­imien­to deben ser real­iza­dos úni­ca­mente por Hidrex GmbH.
  • Lave las toal­las sum­in­istradas reg­u­lar­mente con la ropa de cama (con­sulte las instruc­ciones de cuida­do en el gan­cho).
1 Aunque estas descar­gas eléc­tri­c­as son desagrad­ables, son total­mente inofen­si­vas.

Información adicional sobre el tratamiento de la hiperhidrosis con dispositivos de iontoforesis HIDREX: