Medicamentos contra la sudoración: eficaces pero con efectos secundarios

Desde la salvia hasta la acetilcolina, ¿son eficaces los remedios contra la sudoración excesiva?

El sis­tema nervioso veg­e­ta­ti­vo es el encar­ga­do de con­tro­lar la sudo­ración en el cuer­po humano. La sus­tan­cia men­sajera acetil­col­i­na es respon­s­able de la trans­misión de los impul­sos nerviosos en las glán­du­las sudorí­paras. Aquí es donde entra en juego el prin­ci­pio ter­apéu­ti­co del tratamien­to far­ma­cológi­co para la hiper­hidro­sis. Los anti­col­inér­gi­cos son prin­ci­p­ios activos que inhiben el efec­to de la acetil­col­i­na en el sis­tema nervioso. La inges­ta de anti­col­inér­gi­cos blo­quea la activi­dad de las glán­du­las sudorí­paras. Los dos prin­ci­p­ios activos de la clase de anti­col­inér­gi­cos aproba­dos en Ale­ma­nia para el tratamien­to de la hiper­hidro­sis son la bor­nap­ri­na clorhidra­to y el bro­muro de metan­telina. El efec­to de los anti­col­inér­gi­cos gen­eral­mente solo se man­i­fi­es­ta después de 2 a 3 sem­anas, ya que la dosis debe aumen­tarse lenta­mente al ini­cio del tratamien­to.

Eficaz pero con efectos secundarios

El prob­le­ma rad­i­ca en que la inges­ta de anti­col­inér­gi­cos a su vez inhibe otros impul­sos en el cuer­po que son trans­mi­ti­dos por la acetil­col­i­na. Es decir, los anti­col­inér­gi­cos no solo inhiben la secre­ción del sudor, sino tam­bién la secre­ción de sali­va, jugo gástri­co y bron­quial. Además, dis­min­uyen los mús­cu­los lisos del trac­to gas­troin­testi­nal, del trac­to uri­nario y de la mus­cu­latu­ra bron­quial, aumen­ta la fre­cuen­cia cardía­ca y la resisten­cia vas­cu­lar per­iféri­ca, las pupi­las se dila­tan y el ojo se aco­mo­da hacia la lejanía. De ahí que los posi­bles efec­tos secun­dar­ios incluyan trastornos visuales, moles­tias gástri­c­as, sequedad grave de la boca, los ojos y la piel, estreñimien­to, reten­ción uri­nar­ia y taquicar­dia.

Entre las con­traindi­ca­ciones para el tratamien­to con anti­col­inér­gi­cos se incluyen cier­tas enfer­medades, la inges­ta de deter­mi­na­dos medica­men­tos, el embara­zo y la lac­tan­cia. En cualquier caso, deberá con­sul­tar a su médi­co tratante antes de tomar­los, dado que los anti­col­inér­gi­cos solo se pueden adquirir con rec­eta médi­ca.

¿Salvia para la sudoración intensa?

Con fre­cuen­cia se recomien­da la salvia como una alter­na­ti­va a los anti­col­inér­gi­cos rec­eta­dos con­tra la sudo­ración exce­si­va. Se cree que los aceites esen­ciales de salvia tienen un efec­to cal­mante sobre el sis­tema nervioso cen­tral, que con­tro­la las glán­du­las sudorí­paras, inhi­bi­en­do así la pro­duc­ción de sudor. Los prepara­dos de salvia se pueden adquirir sin rec­eta médi­ca en for­ma de com­prim­i­dos, gotas, té o baños de salvia (espe­cial­mente recomen­da­dos como tratamien­to con­tra la sudo­ración inten­sa en los pies).

Otros medicamentos contra la sudoración:

En casos raros, exis­ten otros medica­men­tos que tam­bién pueden ayu­dar a reducir la sudo­ración exce­si­va. Algunos ejem­p­los son los betablo­queantes. Si el estrés y las emo­ciones son la causa de la sudo­ración inten­sa, tam­bién pueden resul­tar útiles los fár­ma­cos psi­cotrópi­cos para cal­mar el sis­tema nervioso veg­e­ta­ti­vo.

¿Cubren los seguros médicos los medicamentos contra la sudoración?

Los gas­tos de los medica­men­tos de ven­ta con rec­eta son reem­bol­sa­dos por los seguros médi­cos públi­cos pre­via aportación de una val­o­ración médi­ca. El ase­gu­ra­do solo deberá hac­erse car­go de los gas­tos de pago suple­men­tario.

Beneficios y riesgos de los medicamentos en comparación con el tratamiento iontoforético HIDREX

En com­para­ción con la inges­ta de medica­men­tos, el tratamien­to ionto­foréti­co no tiene efec­tos neg­a­tivos a largo pla­zo y comien­za direc­ta­mente en el área de piel trata­da. La inges­ta de anti­col­inér­gi­cos, en cam­bio, influye en numerosos impul­sos en el cuer­po humano. La efi­ca­cia del tratamien­to HIDREX ha podi­do ser demostra­da en numerosas inves­ti­ga­ciones, mien­tras que el efec­to de prepara­dos alter­na­tivos (salvia) no está com­pro­ba­do cien­tí­fi­ca­mente y varía mucho de un aca­so a otro.

 

« Volver a la com­par­a­ti­va de los tratamien­tos para la hiper­hidro­sis

 

Información detallada sobre otras posibilidades terapéuticas de la hiperhidrosis: