Preguntas frecuentes sobre el tratamiento de la hiperhidrosis y la iontoforesis

Respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la iontoforesis y la hiperhidrosis

A con­tin­uación le pre­sen­ta­mos un resumen de las respues­tas a las pre­gun­tas más fre­cuentes sobre la ionto­fore­sis y la hiper­hidro­sis.

Si tiene pre­gun­tas más com­ple­jas o especí­fi­cas sobre su tratamien­to, puede pon­erse en con­tac­to con nue­stros exper­tos en ionto­fore­sis por What­sApp al +492056981110 o por telé­fono al +49 (0) 2056 / 98 11 0.

Preguntas de salud acerca del tratamiento de la hiperhidrosis y la iontoforesis

¿Qué es la hiperhidrosis?

El tér­mi­no hiper­hidro­sis alude a un exce­so de sudo­ración que va más allá de las necesi­dades de reg­u­lación tér­mi­ca. Por esta razón, las per­sonas con hiper­hidro­sis sudan en exce­so, inde­pen­di­en­te­mente del esfuer­zo físi­co que hagan o de la tem­per­atu­ra ambi­ente del lugar. Esta dis­fun­ción puede dar lugar a con­sid­er­ables prob­le­mas psi­cológi­cos, sociales y lab­o­rales que pueden reducir notable­mente la cal­i­dad de vida.

La hiper­hidro­sis puede pre­sen­tarse en difer­entes áreas del cuer­po. La hiper­hidro­sis con fre­cuen­cia se man­i­fi­es­ta en las manos (hiper­hidro­sis pal­mar), en la cara (hiper­hidro­sis facial), en las plan­tas de los pies (hiper­hidro­sis plan­tar) y bajo las axi­las (hiper­hidro­sis axi­lar). Exis­ten dos tipos de hiper­hidro­sis. La hiper­hidro­sis pri­maria se man­i­fi­es­ta con inde­pen­den­cia de otras patologías. La hiper­hidro­sis secun­daria se pre­sen­ta como con­se­cuen­cia de la exis­ten­cia de una enfer­medad sub­y­a­cente o como efec­to secun­dario de la inges­ta de medica­men­tos o suple­men­tos dietéti­cos.

¿Cuándo no puedo realizar el tratamiento iontoforético con agua corriente (LWI)?

El tratamien­to con dis­pos­i­tivos de ionto­fore­sis no debe apli­carse bajo ningu­na cir­cun­stan­cia a pacientes:

  • con mar­ca­pa­sos;
  • con fib­ri­ladores car­dia­cos implan­ta­dos;
  • durante el embara­zo;
  • con pesar­ios intrauteri­nos que con­tienen met­ales (espi­rales) (no es posi­ble el tratamien­to de los pies);
  • con implantes metáli­cos en el área en el que se apli­ca el flu­jo de cor­ri­ente;
  • con grandes lesiones o defec­tos cutá­neos, que no puedan cubrirse con vaseli­na;
  • con áreas de piel en la zona de tratamien­to con sen­si­bil­i­dad lim­i­ta­da o ningu­na sen­si­bil­i­dad (por ejem­p­lo, polineu­ropatía);
  • con heri­das de may­or tamaño, erup­ciones cutáneas, hin­c­ha­zones, infla­ma­ciones locales o infec­ciones locales agu­das;
  • con prob­le­mas cardía­cos o epilep­sia diag­nos­ti­ca­dos o que se sospecha que exis­ten.

¡La cor­ri­ente eléc­tri­ca no se debe aplicar direc­ta­mente sobre el tórax, el cere­bro o el nódu­lo sinusal!

Llevo una espiral. ¿Puedo realizar el tratamiento LWI?

Una espi­ral intraute­ri­na de met­al, que no está com­ple­ta­mente recu­bier­ta de plás­ti­co, está con­traindi­ca­da para el tratamien­to en los pies. En este caso no se debe realizar ningún tratamien­to en los pies. Si la espi­ral está COMPLETAMENTE recu­bier­ta de plás­ti­co, sil­i­cona u otro mate­r­i­al sim­i­lar, entonces, el met­al está ais­la­do. En ese caso sí se puede realizar el tratamien­to.

Estoy embarazada. ¿Puedo realizar el tratamiento LWI?

El embara­zo está con­traindi­ca­do. No exis­ten estu­dios o val­ores empíri­cos acer­ca del tratamien­to LWI con dis­pos­i­tivos HIDREX durante el embara­zo. Por esa razón, no se recomien­da el tratamien­to durante el embara­zo.

Estoy dando el pecho. ¿Puedo realizar el tratamiento LWI?

Sí. No obstante, el bebé no debe colo­carse sobre el pecho ni ten­er con­tac­to con la piel de la madre durante el tratamien­to.

Tengo implantes de metal. ¿Puedo realizar el tratamiento LWI?

En prin­ci­pio, todos los implantes metáli­cos están abso­lu­ta­mente con­traindi­ca­dos. Si los implantes se encuen­tran en el área direc­ta del flu­jo de cor­ri­ente, no se debe realizar ningún tratamien­to. Si el implante no se encuen­tra en el área direc­ta del flu­jo de cor­ri­ente, la con­traindi­cación es rel­a­ti­va. El ries­go de influir en el implante metáli­co es bas­tante bajo. En este caso es con­ve­niente con­sul­tar a un médi­co.

Durante el tratamiento me duelen ciertas zonas de la piel. ¿Puedo hacer algo al respecto?

Pequeñas lesiones en la piel, como araña­zos o des­gar­ros, deben cubrirse con una capa grue­sa de vaseli­na. El niv­el del agua no debe cubrir el lecho ungueal, dado que es fre­cuente ten­er lesiones menores en esta zona, lo que provo­caría dolor durante el tratamien­to.

¿Cuáles son los síntomas típicos de la hiperhidrosis local primaria?

  • Los sín­tomas comien­zan en la niñez o ado­les­cen­cia (<25 años), aunque la sudo­ración en el área de las manos gen­eral­mente se pre­sen­ta antes de la puber­tad.
  • La apari­ción de la sudo­ración es inde­pen­di­ente de la tem­per­atu­ra, impre­deci­ble e imposi­ble de con­tro­lar.
  • Aparece local­iza­da en uno o más lugares predilec­tos (zona(s) corporal(es) preferida(s) de una enfer­medad) con afectación bilat­er­al y simétri­ca.
  • Se man­i­fi­es­ta más de una vez a la sem­ana generan­do trastornos para la vida diaria.
  • No se man­i­fi­es­ta un aumen­to de la sudo­ración durante el sueño.
  • Anam­ne­sis famil­iar pos­i­ti­va.

¿Cómo puede mi médico diagnosticar la hiperhidrosis?

El diag­nós­ti­co de la hiper­hidro­sis local pri­maria se fun­da­men­ta prin­ci­pal­mente en la entre­vista efec­tu­a­da a la per­sona afec­ta­da y en los hal­laz­gos somáti­cos sobre la secre­ción de sudor. Además, se puede realizar la prue­ba del yodo y hac­er una medición de la can­ti­dad de sudor pro­duci­da.

Después de la terapia mi piel está muy seca. ¿Por qué?

Debido al trans­porte de los iones durante la ter­apia se gen­era un cam­bio reversible del equi­lib­rio áci­­do-base de la piel. Eso con­ll­e­va el efec­to pos­i­ti­vo y desea­do de que la piel que­da seca y ya no suda en demasía.

Nues­tra recomen­dación: Después de la ter­apia unte la piel con una cre­ma nor­mal (¡nun­ca antes de la ter­apia!). Antes de la ter­apia la piel debe estar libre de grasa. Por eso antes de la ter­apia debe lavar todas las áreas a fon­do, para elim­i­nar los posi­bles restos de cre­mas.

Preguntas técnicas sobre los dispositivos de iontoforesis Hidrex

¿Son seguros los dispositivos HIDREX y han sido probados?

Con­ta­mos con la cer­ti­fi­cación para fab­ricar dis­pos­i­tivos médi­cos de con­formi­dad con la Direc­ti­va 93/42/CEE de la UE y, por con­sigu­iente, esta­mos autor­iza­dos a colo­car la mar­ca médi­ca CE en nue­stros dis­pos­i­tivos médi­cos.

Además, nue­stros dis­pos­i­tivos LWI están reg­istra­dos por la Admin­is­tración de Ali­men­tos y Medica­men­tos de los Esta­dos Unidos, FDA. Para su seguri­dad, man­ten­emos un sis­tema de gestión de cal­i­dad super­visa­do para dis­pos­i­tivos médi­cos y esta­mos cer­ti­fi­ca­dos según la nor­ma EN ISO 13485:2016.

¿Cuáles son los componentes de un dispositivo de iontoforesis?

Cada dis­pos­i­ti­vo de ionto­fore­sis con­s­ta de 4 com­po­nentes:

  • La unidad de con­trol (por ejem­p­lo, HIDREX con­nectION).
  • Acce­so­rios espe­ciales para las zonas del cuer­po que deben tratarse (por ejem­p­lo, cube­tas de tratamien­to ergonómi­cas para manos y pies, apli­cadores axi­lares, mas­car­il­la facial).
  • Elec­tro­dos de tratamien­to (trans­fieren la cor­ri­ente al agua).
  • Cable de doble conex­ión (trans­fieren la cor­ri­ente de la unidad de con­trol a los elec­tro­dos de tratamien­to).

¿Por qué es seguro utilizar el dispositivo con una fuente de alimentación enchufable cuando otros dispositivos funcionan con pilas o baterías recargables?

Des­de el pun­to de vista téc­ni­co, el cir­cuito eléc­tri­co del tratamien­to es total­mente inde­pen­di­ente de la red eléc­tri­ca y, por con­sigu­iente, NO está conec­ta­do con esta (tam­poco en caso de fal­lo grave).

Se tra­ta, pues, de una “sep­a­ración galváni­ca”.

Esta seguri­dad téc­ni­ca de suma impor­tan­cia se garan­ti­za direc­ta­mente en la fuente de ali­mentación, de man­era que la ten­sión de la red ni siquiera lle­ga al dis­pos­i­ti­vo.

Esta es la razón por la que solo debe uti­lizarse la fuente de ali­mentación médi­ca orig­i­nal sum­in­istra­da.

Mi fuente de alimentación está defectuosa. ¿Puedo comprar un repuesto en la tienda de bricolaje?

No, úni­ca­mente debe uti­lizarse la fuente de ali­mentación orig­i­nal con aprobación médi­ca. La fuente de ali­mentación es un fac­tor deci­si­vo para la seguri­dad gen­er­al del dis­pos­i­ti­vo de tratamien­to y, además de cumplir req­ui­si­tos téc­ni­cos espe­ciales, debe haber sido aproba­do como dis­pos­i­ti­vo médi­co.

Este tipo de fuentes de ali­mentación no sue­len estar disponibles en el mer­ca­do minorista. Solo es posi­ble garan­ti­zar la seguri­dad si se uti­liza la fuente de ali­mentación orig­i­nal (ver arri­ba).

Con­sidere la fuente de ali­mentación como parte del dis­pos­i­ti­vo de tratamien­to, no solo como un acce­so­rio.

Mi dispositivo de tratamiento no funciona. ¿A qué puede deberse?

En aprox­i­mada­mente el 90 % de los casos la causa es una insta­lación incor­rec­ta. Ten­ga en cuen­ta que los dos elec­tro­dos no deben colo­carse en una mis­ma cube­ta.

Primero conecte el dis­pos­i­ti­vo y después intro­duz­ca las manos o los pies en las cube­tas de tratamien­to. No coloque el juego AX bajo las axi­las has­ta después de haber encen­di­do el dis­pos­i­ti­vo.

Por favor, revise la sigu­iente lista de com­pro­bación de posi­bles solu­ciones al prob­le­ma antes de enviar el dis­pos­i­ti­vo para su reparación. Esto le per­mi­tirá ahor­rar, tan­to a ust­ed como a nosotros, tiem­po, esfuer­zo y los costes de envío de una posi­ble revisión por nues­tra parte.

  • Com­pruebe si la fuente de ali­mentación ench­u­fa­ble de seguri­dad está ade­cuada­mente conec­ta­da a la unidad base y a la red eléc­tri­ca.
  • Com­pruebe si los conec­tores de los cables de doble conex­ión se han intro­duci­do sufi­cien­te­mente en las conex­iones de los elec­tro­dos de tratamien­to y que hacen buen con­tac­to.
  • Com­pruebe que el dis­pos­i­ti­vo fun­ciona cor­rec­ta­mente con otra per­sona; es posi­ble que se haya acti­va­do la fun­ción de pro­tec­ción con­tra el sobre­tratamien­to.

Con­se­jo:     En raras oca­siones, es posi­ble que el agua cor­ri­ente uti­liza­da no ten­ga sufi­ciente con­duc­tivi­dad (por ejem­p­lo, cuan­do hay insta­l­a­dos sis­temas de desion­ización domés­ti­cos). En estos casos, intén­te­lo con agua min­er­al no car­bon­ata­da o agua embotel­la­da.

Observe tam­bién las indi­ca­ciones para el cuida­do del dis­pos­i­ti­vo de ionto­fore­sis. Los depósi­tos cal­cáre­os en los elec­tro­dos pueden impedir el flu­jo de cor­ri­ente.

Si tiene algu­na pre­gun­ta, pón­gase en con­tac­to con nosotros. ¡Muchas gra­cias!

¿Por qué debería decidirme por un dispositivo HIDREX?

Nue­stros dis­pos­i­tivos HIDREX tienen una tasa de efec­tivi­dad proba­da del 98 %. Lle­va­mos desar­rol­lan­do sis­temas ter­apéu­ti­cos efi­caces y de alta cal­i­dad en colab­o­ración con médi­cos, hos­pi­tales uni­ver­si­tar­ios y ter­apeu­tas des­de hace más de 35.

Para desar­rol­lar y fab­ricar dis­pos­i­tivos médi­cos cer­ti­fi­ca­dos para tratamien­tos inno­vadores y nat­u­rales, siem­pre nos apoy­amos en el uso de las últi­mas tec­nologías y com­po­nentes de alta cal­i­dad. Los méto­dos de cor­ri­ente con­tin­ua y pul­sante ofre­cen una gran flex­i­bil­i­dad y efi­cien­cia.

Gra­cias a los anchos de pul­so ajusta­bles, nue­stros dis­pos­i­tivos com­bi­nan lo mejor de ambos tipos de cor­ri­ente. Las altas ten­siones del tratamien­to favore­cen rápi­dos resul­ta­dos ter­apéu­ti­cos. Car­ac­terís­ti­cas téc­ni­cas, como la elec­tróni­ca anti­descar­ga (ASE), garan­ti­zan la seguri­dad y el con­fort.

Con­ta­mos con la cer­ti­fi­cación para fab­ricar dis­pos­i­tivos médi­cos de con­formi­dad con la Direc­ti­va 93/42/CEE de la UE y, por con­sigu­iente, esta­mos autor­iza­dos a colo­car la mar­ca médi­ca CE en nue­stros dis­pos­i­tivos médi­cos. Además, nue­stros dis­pos­i­tivos LWI están reg­istra­dos por la Admin­is­tración de Ali­men­tos y Medica­men­tos de los Esta­dos Unidos, FDA.

Para su seguri­dad, man­ten­emos un sis­tema de gestión de cal­i­dad super­visa­do para dis­pos­i­tivos médi­cos y esta­mos cer­ti­fi­ca­dos según la nor­ma EN ISO 13485:2016.

Los electrodos muestran decoloraciones. ¿Qué puedo hacer?

Es nor­mal que los elec­tro­dos se decol­oren lig­era­mente después de varias apli­ca­ciones. La decol­oración no influye en la efi­ca­cia del tratamien­to.

Observe tam­bién las indi­ca­ciones para el cuida­do de los elec­tro­dos.

Mi dispositivo ya no es tan eficaz. ¿Está defectuoso?

Es muy raro que un dis­pos­i­ti­vo esté defec­tu­oso. En la may­oría de los casos la causa se debe a que los elec­tro­dos están sucios, lo que con­duce a una menor efi­ca­cia del tratamien­to.

Los depósi­tos cal­cáre­os en los elec­tro­dos pueden impedir el flu­jo de cor­ri­ente. Estos depósi­tos se pueden elim­i­nar con pro­duc­tos desin­crus­tantes com­er­ciales, con vina­gre o con áci­do cítri­co.

Observe las indi­ca­ciones para el cuida­do de los elec­tro­dos.

¿Qué cuidados requieren los electrodos?

Para evi­tar la for­ma­ción de depósi­tos cal­cáre­os, lave los elec­tro­dos de met­al con agua limpia después de cada tratamien­to y seque las pla­cas cuida­dosa­mente con un paño suave. Después de unos 5 tratamien­tos, limpie los elec­tro­dos con un paño húme­do y un pro­duc­to de limpieza o un desin­fec­tante de super­fi­cies com­er­cial.

¿Qué puedo hacer si mis electrodos presentan depósitos calcáreos?

Con el tiem­po pueden acu­mu­la­rse depósi­tos de cal­cio o min­erales en los elec­tro­dos. Por esa razón, cada 3 a 6 meses (depen­di­en­do de la dureza del agua) debe sumer­gir los elec­tro­dos durante la noche en una solu­ción 1:1 de agua y vina­gre. Al día sigu­iente, límpie­los con una toal­la y, después, enjuágue­los en agua. Tam­bién puede uti­lizar pro­duc­tos desin­crus­tantes com­er­ciales.

Mi dispositivo no alcanza la intensidad de corriente que he ajustado. ¿Está defectuoso?

Es muy raro que un dis­pos­i­ti­vo esté defec­tu­oso. De cuan­do en cuan­do recibi­mos comen­tar­ios de nuevos clientes de que la ten­sión no sube has­ta el niv­el ajus­ta­do antes de comen­zar el tratamien­to o que la ten­sión baja lig­era­mente después del ajuste.

En este caso, es muy prob­a­ble que se haya acti­va­do la fun­ción de lim­itación de cor­ri­ente. Esto sucede cuan­do la resisten­cia eléc­tri­ca de una per­sona es muy baja debido a una sudo­ración muy inten­sa. A causa del flu­jo de cor­ri­ente más débil, es posi­ble lle­gar a la ten­sión máx­i­ma de tratamien­to antes de haber alcan­za­do la ten­sión ajus­ta­da. En este caso se acti­va un sis­tema de pro­tec­ción (lim­itación de cor­ri­ente) para evi­tar que la ten­sión suba en exce­so y pro­te­gerle de que­maduras. Esto no afec­ta neg­a­ti­va­mente a la efi­ca­cia del tratamien­to.

En los tratamien­tos pos­te­ri­ores es posi­ble ajus­tar val­ores de ten­sión cada vez más altos a medi­da que se reduce la sudo­ración (la resisten­cia eléc­tri­ca va aumen­tan­do con la piel cada vez más seca, por lo que se nece­si­tan val­ores de cor­ri­ente más altos para man­ten­er la efi­ca­cia).

¿Cómo puedo comprobar el funcionamiento de mi dispositivo HIDREX?

Para com­pro­bar el fun­cionamien­to de su dis­pos­i­ti­vo HIDREX clas­si­cION o con­nec­tION, siga los pasos que se detal­lan a con­tin­uación:

  1. Instale el dis­pos­i­ti­vo como si quisiera ini­ciar un tratamien­to.
  2. Encien­da la unidad de con­trol en el inter­rup­tor prin­ci­pal. La pan­talla debe mostrar los val­ores de la dosis y la duración del tratamien­to.
  3. Aho­ra coloque un elec­tro­do sobre la toal­la en la que se encuen­tra el segun­do elec­tro­do sin que se toquen entre sí para cer­rar el cir­cuito eléc­tri­co del tratamien­to. Aho­ra, ambos elec­tro­dos están colo­ca­dos uno enci­ma del otro (sep­a­ra­dos por una toal­la) en una cube­ta llena de agua. Si se uti­lizan los elec­tro­dos AX, pre­sione las dos almo­hadas de espon­ja empa­padas en agua direc­ta­mente una sobre la otra.
  4. El dis­pos­i­ti­vo debería mostrar la dosis de for­ma con­stante y la ten­síon debería ascen­der al val­or ajus­ta­do par­tien­do de 4V.

Si no se ini­cia el tratamien­to una vez real­iza­dos estos pasos, inclu­so después de haber tenido en cuen­ta la lista de com­pro­bacíon de errores, pón­gase en con­tac­to con nosotros para acor­dar el pro­ced­imien­to a seguir.

¿Tengo que descargar la MyHIDREXApp para poder manejar los modelos HIDREX connectION e HIDREX conceptION?

¡No! Todos los mod­e­los pueden mane­jarse tam­bién sin app. Por el con­trario, el tiem­po de tratamien­to está pre­definido y solo se puede mod­i­ficar en el dis­pos­i­ti­vo HIDREX con­nect ION a través de la apli­cación. Otras fun­ciones adi­cionales, tales como la creación de los pro­to­co­los de ter­apia no se pueden usar sin la apli­cación.

¿Qué es la antichoque electrónica (ASE)?

Todos los dis­pos­i­tivos HIDREX cuen­tan con una fun­ción espe­cial lla­ma­da elec­tróni­ca anti­descar­ga (ASE). Esta fun­ción evi­ta la apari­ción de lig­eras descar­gas eléc­tri­c­as (efec­to de val­la elec­tri­fi­ca­da) casi por com­ple­to. Por ejem­p­lo, si se inter­rumpe el cir­cuito eléc­tri­co, es decir, cuan­do las manos o los pies se reti­ran de las cube­tas de tratamien­to durante un tratamien­to en cur­so.

La fun­ción ASE garan­ti­za una may­or seguri­dad durante el tratamien­to y le facili­ta el mane­jo. Si bien el efec­to de val­la elec­tri­fi­ca­da es total­mente inofen­si­vo, sí puede resul­tar desagrad­able.

Es impor­tante ten­er en cuen­ta que el sis­tema ASE solo está acti­va­do cuan­do el dis­pos­i­ti­vo está encen­di­do. Por eso es muy impor­tante reti­rar siem­pre la zona que se está tratan­do de la fuente de agua (es decir, sacar las manos o los pies del agua o sep­a­rar las espon­jas y los elec­tro­dos de la axi­la o de la cara) antes de desconec­tar el dis­pos­i­ti­vo.

Preguntas sobre la compra o el préstamo de dispositivos de iontoforesis Hidrex para el tratamiento de la hiperhidrosis

¿Cubre el seguro médico los costes del tratamiento LWI?

En Ale­ma­nia, por nor­ma gen­er­al, tan­to los seguros médi­cos públi­cos como los pri­va­dos cubren los costes de la pues­ta a dis­posi­ción de un dis­pos­i­ti­vo de ionto­fore­sis domés­ti­co (solo para Ale­ma­nia) para el tratamien­to de la hiper­hidro­sis.

Depen­di­en­do de las condi­ciones del seguro, la pues­ta a dis­posi­ción puede adop­tar la for­ma de la com­pra del dis­pos­i­ti­vo o de la cesión en prés­ta­mo de este (solo para Ale­ma­nia). Antes de que las ase­gu­rado­ras se com­pro­metan a asumir los costes, el médi­co tratante suele exi­gir prue­bas de la efi­ca­cia del tratamien­to ionto­foréti­co.

Para ello, antes de la pre­scrip­ción se deberá realizar un “tratamien­to ini­cial” de unas diez sesiones. Este tratamien­to ini­cial se real­iza en la con­sul­ta del médi­co o en casa con un dis­pos­i­ti­vo en prés­ta­mo (ver más aba­jo)

Si el paciente recibe el dis­pos­i­ti­vo en prés­ta­mo, por ejem­p­lo, de la Tech­niker Krankenkasse, se requerirá una pre­scrip­ción de seguimien­to después de la fase de prue­ba de tres meses y, después, cada dos años.

Me han recomendado pedirles prestado un dispositivo de iontoforesis. ¿Cómo debo proceder?

Primero, es nece­sario saber cuál es su seguro médi­co.

Si tiene un seguro médi­co públi­co, descár­guese el con­tra­to de prés­ta­mo en nues­tra pági­na web (solo para Ale­ma­nia) y envíenoslo cumpli­men­ta­do y fir­ma­do. Pon­dremos a su dis­posi­ción un dis­pos­i­ti­vo en prés­ta­mo de for­ma gra­tui­ta durante 5 sem­anas (solo para Ale­ma­nia). Antes de que final­i­cen las 5 sem­anas nece­si­ta­mos que nos facilite la pre­scrip­ción médi­ca cor­re­spon­di­ente o que nos devuel­va el dis­pos­i­ti­vo ade­cuada­mente embal­a­do y con sufi­ciente fran­queo.

¿Está ase­gu­ra­do en la Tech­niker Krankenkasse? Entonces nece­si­ta­mos la pre­scrip­ción médi­ca des­de el prin­ci­pio.

Si tiene un seguro médi­co pri­va­do, descár­guese el con­tra­to de prés­ta­mo (solo para Ale­ma­nia) y envíenoslo cumpli­men­ta­do y fir­ma­do. Pon­dremos a su dis­posi­ción un dis­pos­i­ti­vo en prés­ta­mo de for­ma gra­tui­ta durante 5 sem­anas. Tam­bién le hare­mos lle­gar una ofer­ta que podrá pre­sen­tar a su seguro médi­co. Antes de que final­i­cen las 5 sem­anas puede enviarnos el pedi­do cor­re­spon­di­ente o devolver el dis­pos­i­ti­vo ade­cuada­mente embal­a­do y con sufi­ciente fran­queo.

¿Me ofrece HIDREX ayuda y asesoramiento gratuito en caso de preguntas y problemas?

¡Sí! Si tiene pre­gun­tas o prob­le­mas rela­ciona­dos con su tratamien­to LWI, puede pon­erse en con­tac­to con nosotros en cualquier momen­to.

Puede pon­erse ráp­i­da­mente en con­tac­to con nue­stro ser­vi­cio de aten­ción al cliente a través de nue­stro What­sApp +49 (0) 2056 / 9811–10. Tam­bién nos puede enviar un correo elec­tróni­co a . O, si lo pre­fiere, puede lla­marnos por telé­fono al +49 (0) 2056 / 9811–0.

¿Debo adquirir piezas de repuesto regularmente?

El juego de tratamien­to para las manos o los pies incluye toal­las de algo­dón para cubrir los elec­tro­dos. Estas toal­las, igual que cualquier camise­ta de algo­dón, se des­gas­tan con el tiem­po al lavar­las reg­u­lar­mente.

Puede reem­plazarlas por toal­las HIDREX que se cor­tan y cosen especí­fi­ca­mente para que quepan en nue­stros maletines de trans­porte y tratamien­to y en nues­tras cube­tas de tratamien­to ergonómi­cas.

Otra opción es uti­lizar sus propias toal­las.

Recomen­damos que util­ice una toal­la blan­ca (no con­tiene col­orantes) de algo­dón para cubrir los elec­tro­dos y evi­tar así que la piel entre en con­tac­to con los elec­tro­dos durante el tratamien­to.

Para el tratamien­to de las axi­las u otras partes del cuer­po se nece­si­tan espon­jas espe­ciales que deben reem­plazarse cada 1–2 años.

¿Puedo pedir prestado un dispositivo LWI de HIDREX?

Sí. Para pro­bar un dis­pos­i­ti­vo o para lle­var a cabo la fase ini­cial del tratamien­to en casa, puede pedirnos presta­do un dis­pos­i­ti­vo de ionto­fore­sis durante 5 sem­anas de for­ma gra­tui­ta (solo para Ale­ma­nia).

Para hac­er­lo, descár­guese nue­stro con­tra­to de prés­ta­mo (solo para Ale­ma­nia) y envíenoslo cumpli­men­ta­do y fir­ma­do.

¿Dónde puedo adquirir un dispositivo HIDREX?

Los dis­pos­i­tivos de ionto­fore­sis HIDREX se pueden adquirir en todo el mun­do. Puede pon­erse en con­tac­to con nosotros direc­ta­mente o con uno de nue­stros dis­tribuidores de muchos años. Con­sulte el resumen de las fuentes de sum­in­istro en todo el mun­do aquí.

Preguntas sobre la iontoforesis con agua corriente y sobre el tratamiento

¿Qué es la LWI ((iontoforesis con agua corriente) y cómo funciona?

El tratamien­to LWI uti­liza agua cor­ri­ente para tratar la sudo­ración inten­sa (por ejem­p­lo, en las manos o en los pies) por medio de una suave cor­ri­ente eléc­tri­ca.

De entre los méto­dos ter­apéu­ti­cos disponibles, la ionto­fore­sis con agua cor­ri­ente (LWI) se con­sid­era el tratamien­to más efi­caz, seguro, efec­ti­vo y económi­co para la sudo­ración exce­si­va en manos, pies, axi­las y cara.

La LWI es un méto­do de tratamien­to cien­tí­fi­ca­mente recono­ci­do des­de hace muchos años que, en el 98 % de los casos, con­duce a una sequedad cutánea nor­mal sin med­icación ni inter­ven­ciones quirúr­gi­cas. Aunque todavía no se com­prende ple­na­mente cuál es el mecan­is­mo de acción exac­to. Se pre­sume que la LWI altera el acoplamien­to estí­­mu­­lo-secre­­ción de las glán­du­las sudorí­paras.

Esto provo­ca una alteración reversible de la fun­ción postsináp­ti­ca, cuya con­se­cuen­cia es una secre­ción mucho menor o inclu­so inex­is­tente de sudor de las glán­du­las sudorí­paras.

¿Cuál es el proceso del tratamiento?

El tratamien­to LWI se puede com­parar con el entre­namien­to físi­co, en el que la cal­i­dad de los resul­ta­dos depende de la dis­ci­plina con la que se hagan los ejer­ci­cios.

El tratamien­to con­siste en baños de manos y pies o en la colo­cación de apli­cadores espe­ciales de espon­ja bajo las axi­las, en la cara, en el cuel­lo o en la espal­da a través de los cuales fluye una suave cor­ri­ente con­tin­ua o pul­sante.

El tratamien­to ini­cial con­s­ta de unas 10 sesiones, preferi­ble­mente todos los días, de 15 min­u­tos de duración (fase ini­cial), con los que ya se nor­mal­iza la sudo­ración. Para que el resul­ta­do se man­ten­ga, gen­eral­mente son sufi­cientes 1–2 tratamien­tos a la sem­ana.

El efec­to ter­apéu­ti­co es tem­po­ral, por lo que la sudo­ración vuelve a man­i­fes­tarse algún tiem­po después de finalizar el tratamien­to.

¿Con qué frecuencia debo realizar el tratamiento?

En la fase ini­cial el tratamien­to debe realizarse todos los días o cada dos días.

Después de unos 10–20 tratamien­tos ya debe notarse una mejoría. En la fase de man­ten­imien­to pos­te­ri­or exis­ten grandes difer­en­cias indi­vid­uales.

Algunos pacientes nece­si­tarán realizar el tratamien­to 3 veces a la sem­ana y otros solo 2 veces a la sem­ana. El paciente deberá pro­bar­lo por sí mis­mo a lo largo del tiem­po.

¿Debo seguir el tratamiento regularmente?

¡Sí! La ionto­fore­sis con agua cor­ri­ente altera tem­po­ral­mente —es decir, de for­ma reversible— el fun­cionamien­to de las glán­du­las sudorí­paras.

El tratamien­to inhibe las glán­du­las sudorí­paras y las hace “sor­das” a las señales nerviosas (exce­si­vas) proce­dentes del cere­bro que des­en­ca­de­nan la sudo­ración exce­si­va.

Cuan­do se inter­rumpa el tratamien­to LWI, la sudo­ración exce­si­va rea­pare­cerá. Por esa razón, es nece­sario realizar un tratamien­to de man­ten­imien­to reg­u­lar para ase­gu­rar la efi­ca­cia del tratamien­to.

¿Es posible tratar las manos y los pies al mismo tiempo?

¡Sí! El “kit Duo”, en com­bi­nación con las cube­tas ergonómi­cas, per­mite tratar las manos y los pies de for­ma cómo­da y simultánea.

Sin embar­go, esto solo es recomend­able si las manos y los pies deben tratarse con el mis­mo tipo de cor­ri­ente, ten­sión y duración. No es posi­ble con­fig­u­rar difer­entes parámet­ros de tratamien­to para los pies y para las manos, ni siquiera cuan­do se uti­liza el kit Duo.

He recibido una descarga eléctrica durante el tratamiento. ¿Qué ha ocurrido?

Esto puede suced­er algu­na que otra vez, pero en muy raras oca­siones en com­para­ción con los mod­e­los más antigu­os o los dis­pos­i­tivos de la com­pe­ten­cia. Se tra­ta de picos de ten­sión (o caí­das de ten­sión, que el paciente percibe de for­ma casi idén­ti­ca) total­mente inofen­sivos, aunque en oca­siones pueden resul­tar algo desagrad­ables.

Por ejem­p­lo, si las manos ya se encuen­tran en el agua al encen­der el dis­pos­i­ti­vo, se puede provo­car una lig­era descar­ga eléc­tri­ca. Otras posi­bles causas pueden ser breves inter­rup­ciones de la ali­mentación eléc­tri­ca o un mal con­tac­to de la ali­mentación de red o de la conex­ión de los elec­tro­dos.

Recomen­damos no reti­rar brus­ca­mente las manos o los pies de las cube­tas de tratamien­to, sino hac­er­lo de for­ma lenta.

Siento la corriente con mayor intensidad en un lado que en el otro. ¿Está defectuoso mi dispositivo?

¡No! El cir­cuito eléc­tri­co del tratamien­to con­s­ta de dos sen­ti­dos de cor­ri­ente difer­entes: el cáto­do (cable negro, con car­ga neg­a­ti­va) y el áno­do (cable rojo, con car­ga pos­i­ti­va).

Aunque se ha podi­do com­pro­bar cien­tí­fi­ca­mente que el áno­do es lig­era­mente más efi­caz, no se ha obtenido una respues­ta uni­forme de los clientes respec­to a esta cuestión.

Algunos clientes perciben con may­or inten­si­dad el lado pos­i­ti­vo, otros el neg­a­ti­vo. Esto es nor­mal y está bien.

¿Cuál es la diferencia entre la corriente continua y la corriente pulsante?

La cor­ri­ente con­tin­ua tiene la may­or efi­ca­cia debido a que se sum­in­is­tra el 100 % de la cor­ri­ente sin inter­rup­ciones. Sin embar­go, debido a que en oca­siones la sen­sación del flu­jo de cor­ri­ente puede resul­tar desagrad­able, este tratamien­to con fre­cuen­cia solo es posi­ble con dosis demasi­a­do bajas y no es posi­ble realizar­lo en las zonas más sen­si­bles de la piel.

En cam­bio, para el tratamien­to de los pies sí es posi­ble uti­lizar cor­ri­ente con­tin­ua. En el caso de la cor­ri­ente pul­sante el flu­jo de cor­ri­ente con­mu­ta a inter­va­l­os iguales entre ON (50 % pul­so) y OFF (50 % pausa).

Gra­cias a estos inter­va­l­os, la sen­sación de cor­ri­ente es mucho más baja. No obstante, debido a los tiem­pos de pausa, la cor­ri­ente pul­sante es menos efi­caz que la cor­ri­ente con­tin­ua.

Aun así, la cor­ri­ente pul­sante defin­i­ti­va­mente es la mejor opción para el tratamien­to de las zonas sen­si­bles de la piel.

¿Qué es mejor, la corriente continua o la corriente pulsante?

La cor­ri­ente con­tin­ua es mucho más efi­caz porque el paciente recibe la can­ti­dad com­ple­ta de cor­ri­ente durante todo el tiem­po que dura el tratamien­to. La desven­ta­ja es que se percibe la cor­ri­ente. En cam­bio, con deter­mi­nadas ten­siones la cor­ri­ente pul­sante ape­nas se percibe, pero gen­eral­mente requiere tiem­pos de tratamien­to más lar­gos para ser efi­caz.

Las ten­siones altas son más fáciles de sopor­tar, lo que facili­ta su apli­cación en las zonas sen­si­bles, como las axi­las o las manos, y tam­bién para tratar a los niños.

La cor­ri­ente pul­sante vari­able, una inno­vación de HIDREX, com­bi­na lo mejor de ambos mun­dos —la como­di­dad y la efi­ca­cia— y solo está disponible en el PSP 1000.

¿Qué es la corriente pulsante variable?

La cor­ri­ente pul­sante vari­able puede describirse como una especie de mez­cla entre la cor­ri­ente con­tin­ua y la cor­ri­ente pul­sante que aúna lo mejor de ambos tipos de cor­ri­ente. Con la cor­ri­ente pul­sante vari­able es posi­ble aumen­tar la duración de las fas­es ON en com­para­ción con las fas­es OFF den­tro de un ciclo (por ejem­p­lo, un 90 % de pul­so y un 10 % de pausa).

Con tiem­pos de pausa más cor­tos se trans­mite mucha más energía que con la cor­ri­ente pul­sante están­dar. Este ajuste del ancho de pul­so aumen­ta la efi­ca­cia respec­to a la cor­ri­ente pul­sante con­ven­cional y el con­fort respec­to a la cor­ri­ente con­tin­ua.

La cor­ri­ente pul­sante vari­able es, por tan­to, el tipo de cor­ri­ente más efi­caz y per­mite sat­is­fac­er de for­ma ópti­ma las necesi­dades y sen­sa­ciones indi­vid­uales de los pacientes.

La cor­ri­ente pul­sante vari­able tam­bién es la mejor opción para el tratamien­to de las zonas sen­si­bles de la piel y para el tratamien­to en niños.

¿Debo cambiar el sentido de la corriente durante el tratamiento (cambio de polaridad)?

En prin­ci­pio, la efi­ca­cia del tratamien­to HIDREX no depende del sen­ti­do de la cor­ri­ente.

Sin embar­go, inves­ti­ga­ciones clíni­cas han demostra­do que al prin­ci­pio del tratamien­to el áno­do (elec­tro­do pos­i­ti­vo, conex­ión A) es lig­era­mente más efi­caz que el cáto­do (elec­tro­do neg­a­ti­vo, conex­ión B).

Dispositivos sin cambio automático de polaridad

Para el tratamien­to de las manos se recomien­da no cam­biar la polar­i­dad en ningu­na de las sesiones de tratamien­to has­ta que uno de los lados haya alcan­za­do la sequedad cutánea desea­da. Cuan­do uno de los lados está sufi­cien­te­mente seco (por ejem­p­lo, la mano derecha) se debe cam­biar la polar­i­dad y man­ten­er esta polar­i­dad durante las sigu­ientes sesiones has­ta que el segun­do lado (por ejem­p­lo, la mano izquier­da) tam­bién haya alcan­za­do el efec­to desea­do. Después, se deberá cam­biar de polar­i­dad en todas las sesiones, como en el tratamien­to de los pies o de las axi­las.

El cam­bio de polar­i­dad se hace sim­ple­mente inter­cam­bian­do los elec­tro­dos del cáto­do (B) y del áno­do (A).

Dispositivos con cambio automático de polaridad

Con el fin de ase­gu­rar des­de un prin­ci­pio un resul­ta­do uni­forme del tratamien­to en ambos lados, en los aparatos que cuen­tan con fun­ción de cam­bio de polar­i­dad es posi­ble cam­biar la polar­i­dad de for­ma total­mente automáti­ca durante la sesión de tratamien­to. Esta fun­ción puede acti­varse o desac­ti­varse según sea nece­sario. La ven­ta­ja de esta fun­ción es que ya no nece­si­ta recor­dar qué polar­i­dad uti­lizar en cada momen­to.

¿Existen investigaciones sobre la eficacia de la iontoforesis con agua corriente?

Sí.

La efi­ca­cia de la ionto­fore­sis con agua cor­ri­ente ha sido demostra­da cien­tí­fi­ca­mente hace muchos años. Los resul­ta­dos de los estu­dios sobre la efi­ca­cia de la ionto­fore­sis con agua cor­ri­ente con los dis­pos­i­tivos HIDREX se pueden encon­trar aquí.

¿De qué me sirve el cambio automático de la polaridad tras la mitad del tiempo del tratamiento?

Inves­ti­ga­ciones clíni­cas han demostra­do que al prin­ci­pio del tratamien­to el áno­do (elec­tro­do pos­i­ti­vo, conex­ión A) es lig­era­mente más efi­caz que el cáto­do (elec­tro­do neg­a­ti­vo, conex­ión B). Con el cam­bio automáti­co de la polar­i­dad tras la mitad del tiem­po del tratamien­to se con­sigue un tratamien­to más homogé­neo de ambos lados des­de el prin­ci­pio. La ven­ta­ja de la fun­ción del cam­bio automáti­co de la polar­i­dad es que ust­ed no tiene que recor­dar qué polar­i­dad debe uti­lizar.

¿Por qué no debo cambiar la polaridad para el tratamiento del rostro?

Como el áno­do (elec­tro­do pos­i­ti­vo, conex­ión A) es lig­era­mente más efi­caz que el cáto­do (elec­tro­do neg­a­ti­vo, conex­ión B) es mejor para la ter­apia del ros­tro si se usa úni­ca­mente el áno­do. En tratamien­tos en los que deben tratarse ambos lados (manos, pies, axi­las) debe cam­biarse la polar­i­dad con reg­u­lar­i­dad para un resul­ta­do homogé­neo del tratamien­to.

En el tratamiento del rostro con la mascarilla también hay que tratar simultáneamente una mano o un pie. ¿Tiene un efecto negativo sobre la mano / el pie que se trata?

Debido a la dosis reduci­da con la que se tra­ta el ros­tro no se debe esper­ar ningún efec­to neg­a­ti­vo en la mano o en el pie. Para poder reducir aún más los efec­tos de la ter­apia en la mano / el pie se puede ir cam­bian­do de mano / pie de una sesión de ter­apia a otra.

Tengo un sistema de filtración en casa (p. ej., un descalcificador o un reductor de carbono). ¿Tiene esto algún efecto en el éxito del tratamiento LWI?

Sí, la cal­i­dad del agua influye en el tratamien­to LWI. Para el tratamien­to LWI no debe uti­lizarse agua desion­iza­da o desmin­er­al­iza­da, ya que esta tiene una con­duc­tivi­dad eléc­tri­ca muy baja, por lo que se perdería el efec­to ter­apéu­ti­co.

Si tiene sis­temas de fil­tración en casa, por ejem­p­lo, para la descal­ci­fi­cación del agua, no debe uti­lizar el agua del gri­fo para su tratamien­to. Asegúrese de que el agua con­tenga una con­cen­tración sufi­ciente de cal­cio, mag­ne­sio y sales. Puede obten­er infor­ma­ción sobre la cal­i­dad del agua de su zona de la com­pañía de sum­in­istro de agua per­ti­nente.

En prin­ci­pio: cualquier agua nor­mal es bue­na y se puede uti­lizar para el tratamien­to LWI. Si tiene dudas sobre la cal­i­dad del agua, util­ice agua embotel­la­da. Tam­bién puede inten­tar añadir un poco de sal al agua para mejo­rar el resul­ta­do del tratamien­to.